El patio es un espacio educativo, pues el juego es primordial para el crecimiento y desarrollo de las personas, además de una potente herramienta educativa. El patio es un lugar privilegiado  por todos los elementos  que nos ofrece y que favorecen el desarrollo  global del niño/a, por la cantidad de información sensorial que encontramos y la variedad de acciones que en en este espacio se pueden realizar con la tierra (seca o mojada), las hiervas, el aire, la luz, palos, troncos, toboganes, carros, cubos, escobas, ruedas…